.

Ni el bitcóin, ni el ether: esta es la criptomoneda que está ganando la carrera digital

Un tercer contrincante se aproxima velozmente a las 2 mayores criptodivisas, tras haber multiplicado cuarenta veces su valor en lo que va del dos mil diecisiete.

El protocolo de pago Ripple ha cerrado la primera mitad del año con un desarrollo de un tres mil novecientos setenta y siete por ciento en el valor de su criptomoneda, XRP. La ‘start-up’ estadounidense reportó transacciones por unos treinta millones de dólares estadounidenses para el segundo trimestre de dos mil diecisiete, tresdoblando el periodo precedente y ubicando a la compañía en el tercer puesto en capitalización de mercado tras Bitcoin y Ethereum.

Con 5 años de existencia, Ripple se distingue de sus contrincantes por ser poseedor de la mayor parte de XRP en existencia. Esta moneda digital —tras haberse valorado en 0,0065 dólares estadounidenses a comienzo de año— alcanzó un pico de 0,35 dólares americanos por unidad y cerró el trimestre en 0,26, desarrollo que fue conseguido después de que la compañía anunciase planes para articular la venta de esta criptodivisa.

“Respecto a XRP, estamos impresionantemente concentrados en lo que son pagos internacionales”, apuntó Miguel Vias, jefe de los mercados de XRP de Ripple. “En este trimestre, van a ver ciertos desarrollos bien interesantes respecto a nuestros asociados en lo que se refiere a pagos”, comentó a CNBC.

Ripple es un protocolo de pago distribuido de código abierto, que deja pagos prácticamente gratis y también instantáneos en cualquier moneda, incluidos dólares estadounidenses, yenes, euros y bitcoines. Las transacciones son irreversibles, se efectúan sin mediadores, y no dejan devoluciones. A través de un algoritmo de ubicación de sendas, Ripple busca el camino más veloz y económico entre 2 monedas.