.

México, el único país que no pudo reducir la pobreza en Latinoamérica.

Excepto México, la mayor parte de los países de Latinoamérica pese a su corrupción, violencia y también impunidad bajaron la pobreza y sus gobiernos renovaron en ciertas políticas fiscales y salariales.

Bolivia, Brasil y Perú asimismo encaran corrupción, violencia y también impunidad y no obstante, de dos mil cinco a dos mil doce consiguieron reducir su nivel de pobreza cerca de veinte por ciento mientras que en México aumentó seis por ciento, aseguró el académico de la Universidad Iberoamericana, Juan Luis Avendaño, citando datos de la CEPAL.

A lo largo del periodo referido, Bolivia pasó de un seiscientos treinta y nueve por ciento de pobreza a un cuatrocientos veintinueve por ciento; Brasil, de un trescientos sesenta y cuatro por ciento a un ciento ochenta y seis por ciento, y Perú de un quinientos veinticinco por ciento a un doscientos cincuenta y ocho por ciento. En contraste, el nivel de pobreza en México aumentó de un trescientos diecisiete por ciento a un trescientos setenta y uno por ciento.

“Mientras la mayor parte de los vecinos de Latinoamérica, pese a su corrupción, violencia y también impunidad, bajaron la pobreza y sus gobiernos renovaron en ciertas políticas fiscales y salariales, México se estancó”, afirmó a lo largo de una rueda de prensa a propósito del foro de discusión internacional “¿Por qué razón persisten la pobreza y desigualdad de México?”.

El politólogo resaltó que a lo largo de 3 décadas el modelo neoliberal incorporado por el PRI y el PAN “ha perjudicado a muchos y favorecido a pocos”.

El sueldo mínimo en México de ochenta y cuatro pesos habría de estar en quinientos setenta y ocho pesos -como Brasil consiguió moverlo- a fin de que un hogar promedio pueda acceder a la línea de bienestar, documentó.

Esta desigualdad, afirmó, se da “en un contexto sociopolítico de élites impunes sin presión de la sociedad” y con una política fiscal (impuestos) que favorece a los de mayores ingresos, como una política salarial señalada por el falso “monstruo” de incremento a la inflación.

Los porcentajes de percepción de corrupción, que afecta al combate a la pobreza, han aumentado en México pues ha tenido mayor visibilidad en los medios y por el hartazgo de la ciudadanía, agregó.

“¿De qué forma explicar que los miles y miles de millones de pesos invertidos en programas sociales se marchan a políticos y crimen organizado?”, aseveró Hernández Avendaño.

De mil novecientos noventa y siete a dos mil catorce, separó, el número de adjudicatarios de Prospera pasó de cinco millones a veinticinco millones, mas los porcentajes de pobreza solo pasó de quinientos cuarenta y ocho por ciento en mil novecientos noventa y dos a quinientos treinta y dos por ciento en dos mil catorce.

En el mes de junio, tras el inconveniente de compatibilidad de cifras del INEGI que retrasó el proceso, el Coneval publicará cifras de pobreza.

No obstante, Roberto Vélez Grajales del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) destacó que la tendencia histórica es “un cambio nulo” en cifra de pobres, con lo que se espera que el porcentaje de pobres “se sostenga constante”.

En dos mil catorce se registraron cincuenta y cinco millones de personas en situación de pobreza.

“Los niveles de pobreza no han alterado pese a que los gastos para combatirla han aumentado. La política social no tiene los resultados esperados”, evaluó Vélez Grajales.

Con respecto a la movilidad social, resaltó que en el marco de la magnitud de pobreza y desigualdad en el país, “los pobres heredan a sus hijos esa condición; hay poca fluidez”.

Por último, Rodolfo de la Torre García, del CEEY, añadió que aparte de una política fiscal y salarial que combata a la pobreza, se precisa responsabilidad en las finanzas públicas para destinar recursos de forma eficaz a un sistema de salud universal y para conseguir incorporar el nuevo modelo educativo que planea en diez años que los pequeños y jóvenes aprendan inglés en las escuelas públicas, como tener la capacidad de análisis.

La Universidad Iberoamericana en Puebla festejará a fines de marzo un foro de discusión sobre propuestas de políticas para combatir a la pobreza. Ha convidado a fin de que las escuchen y también incorpores a los precandidatos de las elecciones tanto del dos mil diecisiete como las presidenciables de dos mil dieciocho.