.

Enfermeras continúan en huelga de hambre en Chiapas

San Cristóbal de las Casas, Chis. El gobierno de Chiapas aseveró que cumplió “con uno más de los compromisos” hechos con la dirigencia de la Sección cincuenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Segregaría de Salud (SNTSA), sobre el pago del bono pendiente llamado Complemento día del burócrata.

“Este compromiso derivó de los sacrificios hechos entre las segregarías de Salud y de Hacienda del estado, en beneficio de la clase trabajadora del campo salud”, afirmó el secretario de gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda.

En un comunicado, añadió que de igual forma “se ha avanzado satisfactoriamente en el cumplimiento de otros pactos, como el pago del Fondo de la Residencia del ISSSTE (Fovissste), el pago de compañías aseguradoras y terceros, remarcando que se va a poner singular interés en observar el cumplimiento del abasto de fármacos, que de forma gradual se efectúa a todas y cada una de las unidades de salud y centros de salud, por la parte de las compañías contratadas”.

A este respecto, María de Jesús Espinosa de los Santurrones afirmó que el pago del bono pendiente llamado Complemento día del burócrata no es parte integrante de los compromisos firmados el doce de abril pasado entre trabajadores de salud y las autoridades estatales, sino más bien con el sindicato.

En entrevista, aseveró que por este motivo las enfermeras Emma Escobar López, Nelly Ivonne Castillo Escobar, María Cielo Gramajo Cundapí, Rosa Eloyda Pérez Lázaro, Verónica Zenteno Pérez y Claudia Lizeth Martínez Camacho no van a suspender la huelga de apetito que sostienen frente al centro de salud regional Rafael Pascacio Gamboa de Tuxtla Gutiérrez desde el 1 de mayo.

“Los puntos que el gobierno firmó el doce de abril con los trabajadores de salud que participan en el movimiento de la huelga de apetito no han sido cumplidos y de ahí que no se levanta el ayuno”, recalcó Espinosa de los Beatos, una de las boceras de las enfermeras inconformes, y quien participó en el primer ayuno que dio origen a la firma del pacto.

Afirmó que el estado de salud de su compañeras “se está estropeando diariamente, puesto que son ya diecinueve días sin probar comestibles más que agua y miel, mas su resolución es continuar hasta las últimas consecuencias hasta el momento en que el gobierno cumpla con la minuta firmada el doce de abril pasado”.

Comentó que la enfermera Gabriela Mayanin López Cruz, internada en el centro de salud Rafael Pascacio Gamboa el miércoles debido a dificultades de salud por diecisiete días en huelga de apetito, prosigue bajo atención, puesto que no se ha recuperado.

“El inconveniente de la deshidratación ya fue corregido mas está en vigilancia el hepático, en tanto que son fuertes los daños al hígado por el ayuno”, afirmó.