.

El botón de “No Me Gusta” finalmente llega a Facebook; aunque no como te imaginas

Si eres usuario de Fb, ¿qué le solicitarías a los autores de la red social? Si afirmaste un botón de “no me gusta”, quizá no eres el único. Los usuarios han pedido desde hace mucho que la plataforma cuente con un botón de “dislike”, y según lo que parece ya experimentan con esa posibilidad.

La red social confirmó que prueba un botón de “dislike” en la plataforma del Messenger. Mas únicamente en un conjunto reducido de usuarios de momento. Conforme Aaron Brown:

Facebook prueba una característica de reacciones que dejará a los usuarios añadir un emoticon en sus conversaciones del messenger. Los usuarios van a poder presionar el botón al lado del texto, y va a ser afín al de las publicaciones en Fb.


“Además incluye un contador de reacciones que suma las reacciones totales a una línea, lo que va a ser útil en conjuntos de chats”.

En el mes de octubre de dos mil quince se descubrió que el jefe de productos y su equipo experimentaban con reacciones. Estos botones eran extensiones del botón “like” y te dejaban cubrir emociones como el enfurezco y la tristeza, como sentimientos como dicha, amor, y risa.

Mas, ¿por qué razón Fb se había tardado tanto en probar con un botón de Fb? Según parece, pues se tienen miedo de que el botón “demerite” las publicaciones de otras personas. Y, ¿por qué razón comenzar a emplearlo ahora, si además de esto, el botón de “amo” fue el que rompió récords, desde el momento en que se introdujo hace un año?

Según lo que parece, no es que lo vean como un botón de “no me gusta”. Shehab Khan, dice: Fb lo ve como un botón de “no”, y es proba
do como una reacción que podría ser útil en el momento en que un conjunto necesite votar, por poner un ejemplo.

Conforme Britni De La Cretaz, es un intento de Fb a fin de que Messenger pueda competir con otros conjuntos de chat, si bien según parece, la opinión es que Fb debería enfocarse más en las publicaciones y las correspondencias, y de casualidad permitir el chat entre usuarios.

Aplicaciones como Slack semejan completar el hueco en ese género de aplicaciones, para conjuntos de chat en el trabajo, opuesto a los chats casuales.