.

AMLO REVELA QUE LO QUIEREN MATAR: EN ENTREVISTA CON JORGE RAMOS

López Obrador paseó por las calles de México al lado de Jorge Ramos y charló de por qué razón no utiliza escoltas y de las acusaciones y críticas que ha recibido durante su carrera política.

El cronista de origen mexicano, Jorge Ramos, entrevistó al político mexicano, Andrés Manuel López Obrador en el estudio de la cadena Univisión, entonces pasearon por la Avenida Reforma.

En el dialogo, López Obrador aseveró que tiene patentizas de que Enrique Peña Nieto participó en una campaña para desacreditarlo, por encabezar las preferencias de la gente, con rumbo a la presidencia de México para el dos mil dieciocho.

“En vez de ser un jefe de Estado, [Enrique Peña Nieto] se comporta como un jefe de pandilla”, acusó.

López Obrador inclusive calificó como “corrupto” a Peña Nieto, si bien aseguró que, de llegar a la presidencia en dos mil dieciocho, no estaría presto a enjuiciarlo pues eso está a cargo de otras instancias, ni tampoco a la presente primera dama, Angélica Rivera, los que se vieron envueltos en un escándalo de enfrentamiento de interés al adquirir una mansión a un contratista gubernativo.

“Yo no voy a actuar de forma déspota, habrá un Estado de derecho. No habrá persecución”, expresó el líder del partido de izquierda Morena.

Siendo cuestionado sobre si se ha reunido con el presidente Peña para tener alguna clase de negociación, el líder de Morena lo negó: “No, nunca; en un discute lo saludé y con cuidadito”.

Aseguró que jamás negociaría con Peña Nieto, Osorio Chong, Videgaray pues la “ley no se negocia”.

Ramos le comentó sobre la carencia de un equipo de seguridad y la amenaza frente a un posible ataque contra su vida, el tabasqueño respondió que no emplea guardaespaldas pues la gente lo cuida en las grandes concentraciones.

Criticó seriamente la corrupción en México, y a los personajes envueltos en esos actos, “un conjunto se ha hecho enormemente rico al amparo del poder”, y estos “son exactamente los mismos que han ordenado los ataques en su contra”.

Descartó ser un personaje “autoritario o bien mesiánico” como han reiterado sus contrincantes políticos.

Sobre Trump
Andrés Manuel López Obrador calificó de “racista” al presidente de E.U., Donald Trump, y añadió que si llega a regir en dos mil dieciocho persuadirá a su entonces análogo a fin de que las dos naciones sean amigas.

“Vamos a persuadir al presidente Trump de que lo mejor es una relación de amistad y de colaboración. Que no estamos en favor del muro, para decirlo con claridad: estamos contra el muro, es una falta de respeto. Además de esto eso es un retroceso en política exterior para USA. Es un país que se engrandeció y es lo que es por los migrantes de todo el mundo”, afirmó el excandidato presidencial.

“Querer transformar a E.U. en un ghetto es lo más irracional que puede haber. Entonces [decimos]: no al muro, no a la prosecución de los migrantes en Estados Unidos”, sentenció el líder de Morena, un partido que se ha puesto como tercera y segunda fuerza política en ciertas zonas de México donde previamente prevalecía la preferencia por el oficialista Partido de la Revolución Democrática (PRI).